Semana Play [Manuela Villegas] Vídeo 5
¿Emprender para hacerse millonario o hacerlo con un propósito?

Necesitamos dejar algo claro: un emprendimiento debe ir más allá de vender, necesita tener ‘’alma’’ para ser exitoso.

Escuchamos todo el tiempo la palabra emprender: nos motivan a hacerlo, lo muestran como la cúspide de la realización personal y financiera, nos venden este término como la forma de hacerse millonario. Pero, nos estamos alejando de algo muy importante y es el objetivo más allá de tener dinero. 

¡No podemos quedarnos solamente con la idea de hacernos millonarios! Si, es una parte bastante importante de la vida, pero ¿Es suficiente? El objetivo de tu empresa o emprendimiento debe moverte más allá del dinero: debe impulsarte a tener la disciplina y soportar los sacrificios que vienen al aventurarte con un emprendimiento.  Tu negocio necesita tener un ideal.

Pero, ¿Cómo darle ese sustento teórico más allá de las ventas a un negocio? Siempre que se inicia un proyecto se deben tener en cuenta dos ejes: La adquisición y la retención. El primero está enfocado hacia las ventas, al cuánto tengo que vender. 

Allí es donde debemos empezar la creación del objetivo general, que es imprescindible para saber hacia dónde vamos; al hacerlo debemos responder

  • ¿Qué vendo?
  • ¿Cómo lo hago?
  • ¿Cuándo?
  • ¿Dónde?
  • ¿Por qué? 
  • ¿Para qué?

Estos dos últimos cuestionamientos se deben responder desde el propósito, desde ese “algo” que nos motiva. 

El porqué y para qué de tu objetivo general deben estar enfocados a brindar una solución a tus usuarios, a mejorar su vida de alguna manera. Si, crear un producto innovador que nunca se haya visto es difícil, y más en esta era de mercado en la que existe un mar de competencia; pero no necesitas un producto único en su clase, necesitas una motivación para venderlo.

Productos que sean iguales o similares al tuyo siempre van a existir, pero cuando pones un propósito detrás de este le das vida; pues cualquiera puede vender; sin embargo, al hacerlo con una motivación suceden dos cosas: 

Primero, los usuarios o clientes tendrán un estímulo más allá de suplir su necesidad y lograrás despertar una emoción en ellos, que les hará preferir tu negocio sobre otros. Si, por ejemplo, más allá de lucrarte económicamente, quieres ayudar animales callejeros con tu emprendimiento y donas un pequeño porcentaje de tus ventas a una fundación, las personas se sentirán atraídas por ese acto, mientras que tú te sentirás motivado a trabajar más duro por ayudar a la fundación. 

Lo segundo que sucede es que comunicar tu negocio va a ser una tarea mucho más sencilla y requerirá menos esfuerzos para diferenciarse, pues no hay un propósito igual a otro, las motivaciones son propias, es decir: Así tu producto sea similar a otros, tendrá un motor detrás de, que es único en cada negocio. 

Gracias a esto, las estrategias de marketing que vas a aplicar en tu emprendimiento no requieren de un arduo esfuerzo, pues teniendo este propósito vas a encontrar usuarios que se sientan identificados con él o que les presente una solución, lo cual permite que exista un match entre tu producto y tu potencial cliente. 

Al tener este propósito intrínseco en tu marca no necesitarás de tácticas de adquisición complicadas, pues la gente se sentirá atraída a tu negocio de forma orgánica gracias a que tiene ese plus que genera atracción, a esa solución que ofreces.

Gracias a esto puedes aplicar la teoría del 95-5 en la que nos concentramos el 95% de nuestro tiempo en el problema, ya sea mejoras de producto, logística, cultura organizacional, etc. y el 5% restante en assets digitales y tácticas de comunicación. 

En este momento es cuando llegamos al eje de la retención, pues ya sabemos cómo vamos a adquirir nuestros clientes y desde la retención tenemos que centrarnos en encontrar la forma de enamorar a esos usuarios, de fidelizarlos a nuestra marca creando una relación de confianza con ellos. 

Aquí es donde debes preguntarte ¿Tu proyecto soluciona un problema? ¿Tiene un lifetime value duradero? Es importante que siempre tengas en mente la forma en que tu producto o servicio se puede convertir en una necesidad para tu usuario. 

Retener clientes es mucho más sencillo cuando se tiene un propósito, pues estás pensando más allá de hacer una simple venta, y gracias a esto creas en tus usuarios una comunidad de personas que se benefician y disfrutan el servicio o producto que ofreces, por lo tanto, es más posible hacer que se conviertan en clientes recurrentes y fidelizados. 

Recuerda: querer hacerse millonario está bien, querer tener dinero está perfecto. Pero no puede ser tu único objetivo, pues perseguir algo tan mundano no te va a dar la pasión que requiere un emprendimiento. Busca tu propósito y motívate a cada día trabajar en pro de este. 

Fernando y Manuela
Fernando y Manuela
Últimas entradas

Semana Play [Manuela Villegas] video 21 La opinión del cliente: un factor fundamental para la mejora continua de un negocio

Desarrollar un MVP puede llegar a ser arduo y costoso, así que

Entendimiento de Empresas de Base Tech Aplicadas a la Publicidad vol 1 – entregable 2

Historia de Gacelas Latinoamericanas Ualá es un maravilloso ejemplo de emprendimiento cuyo

Entendimiento de Empresas de Base Tech Aplicadas a la Publicidad vol 1.

El propósito del presente documento es ilustrar diferentes conceptos asociados con el

Longitud y número de caracteres (todas las redes) 

1) Longitud y número de caracteres blogs Longitud ideal de un título: de 8