Semana Play [Manuela Villegas] video 23 ¿Necesitas tener un millón de seguidores en tus redes sociales para ser exitoso?

Estamos inundados de métricas: likes, compartidos, seguidores, engagement. Pero, ¿es realmente importante darle relevancia a todas estas? Te cuento porqué no necesitas de un millón de seguidores para tener éxito.

Dentro de toda estrategia de marketing digital se empiezan a reflejar un número considerable de métricas: seguidores nuevos, tasa de rebote en el sitio web, tasa de apertura de mails, engagement rate, entre muchas otras. 

Al ver estas estadísticas de cómo impacta la campaña en los usuarios, es necesario tener una capacidad de análisis que permita entender cuáles son aquellos indicadores relevantes y cuáles no. 

¿Cómo saber a qué métricas debes poner atención? Para responder a esto debes volver al punto cero y desde el entendimiento de tu objetivo general analizar aquella información que brinda una retroalimentación enfocada en tu objetivo. 

En palabras más simples: supongamos que tu objetivo general es generar ventas por un millón de dólares ¿necesitas un millón de seguidores? O ¿un engagement de 5%? Claro que no, necesitas enfocarte en las métricas de conversión y analizar su funcionamiento. 

Es muy común que desde las agencias de publicidad, los community manager y, en especial, el cliente se mida el éxito de una estrategia basándose en métricas del ego (seguidores, alcance e interacciones); y aunque estos datos no pueden dejarse de lado, no siempre son fundamentales: el momento y objetivo de tu empresa determina qué tanto deberían importarte. 

Existen dos consejos fundamentales para comprender cuáles son los datos que debes analizar: 

El primero es estructurar un objetivo general de forma clara, lo cual significa que debe tener un número en específico que dictamine lo que está buscando la empresa, ya sea ventas por un millón de dólares o un alcance de 80.000 personas. 

El objetivo además debe estar establecido para ser alcanzado en un lapso de tiempo determinado, ya sea tres meses, un año o seis. Si se cuenta con un objetivo que tenga estas dos cifras, será más sencillo entender qué se espera alcanzar. 

Un segundo consejo es dejar de darle connotación positiva o negativa a un número pues nosotros mismos podemos dictaminar el impacto de una cifra en nuestro negocio, y la forma de hacer esto es dándole a cada KPI un valor que se ajuste a los históricos de la compañía y de la categoría para determinar si el dato es bueno o malo. 

¿Qué quiere decir esto? Cada indicador de éxito o KPI debe estar basado en dos contextos: 

El primero refleja el desarrollo de la empresa: ¿Cuanto ha sido el máximo de ventas? ¿Cuál ha sido la tasa de engagement más baja? 

El segundo, mediante un benchmark, evidencia cómo están las demás empresas frente a una situación: ¿Sus ventas disminuyeron a lo largo del año? ¿Aumentaron? 

Gracias al entendimiento de estos dos contextos podemos evitar la desmotivación causada por un dato malinterpretado, por ejemplo: 

Tu objetivo general es vender un millón de dólares en un año, pero al hacer cuentas te diste cuenta que solo vendieron $850.000. ¿Es una métrica buena o mala? Antes de emitir un juicio, vas a la documentación y ves que en 2020 tus ventas fueron de $700.000 y luego realizas un benchmark que muestra las ventas de tus competidores y son más bajas que las tuyas. 

Ahora vuelvo y te pregunto, Esos $850.000 en ventas, ¿indican algo bueno o algo malo? Claramente la respuesta cambia, pues si bien no alcanzaste tu objetivo lograste superar a tu competencia y a tu máximo de ventas anterior. 

Esta es la única forma en la que un dato se vuelve funcional, pues se analiza de forma racional y permite tomar decisiones objetivas basadas en el entendimiento. 

Los únicos casos en los que se necesita tener un millón de seguidores son los de marcas personales o influencers cuyo objetivo está enfocado hacia la medición de métricas de alcance. A ti, empresario con objetivo de vender, los seguidores no te importan: tu KPI son las ventas. 

Y si igual, crees que necesitas darle relevancia a estos datos por temas de reconocimiento, ubica estos KPIS en tus objetivos específicos.

Le damos a un número lleno de vanidad como los seguidores una relevancia tan alta que incluso existen plataformas que venden estos: al comprar seguidores estas destruyendo el principio de una comunidad, pues son perfiles con datos demográficos diferentes a tu público objetivo y no te generan una comunicación real. Solamente un número. 

¿Sabes cuantos seguidores necesitas realmente? Con una comunidad de mil personas que compren tus productos, se enganchen con tu contenido, retornen a tu negocio y se comuniquen contigo tienes todo lo que necesitas para empezar a crear una comunidad verdaderamente interesada en formar parte de tu historia como empresa. 

Fernando y Manuela
CEO
Fernando y Manuela
CEO
Últimas entradas

Get your users’ feedback through tracking tools

When we talk about digital transformation, it is essential to have a

reasons why employees/collaborators are the most important asset in organizations

It is important to understand that an organization works as a system

An alliance with a junior talent is what you need to be a better manager

That’s right, when an established expert or leader chooses a sponsee who

What are the behaviors that leaders have in agile digital transformations?

Is your behavior aligned with your vision?  ALWAYS/ FREQUENTLY/ SOMETIMES/ SELDOM/ NEVER